lunes, 10 de enero de 2011

Canóvanas

Alcaldía de Canóvanas

Ya en 1905 surge la idea de fundar el municipio de Canóvanas por considerarlo con mejor acceso a la carretera principal de San Juan a Fajardo, concebida por el entonces "incansable luchador cívico", don Juan Ramón Calderón Mújica. Para hacer realidad tan brillante idea, se designó una comisión representados por el citado caballero y los señores don Gumersindo Díaz, don Alfonso Soegard, don José Calzada y don Luis Hernaiz Veronne. A este último se le concedieron poderes para adquirir veinte cuerdas de terreno pertenecientes a la "Hacienda San José" de la Sucesión Cámbaro, sobre quien recayó la alta distinción de ser el primer alcalde siendo uno de los fundadores del flamante municipio. Además, se autorizó la construcción de una Casa de Ayuntamiento de mampostería de dos plantas, con los compartimentos necesarios para las oficinas de la alcaldía, el Juzgado de Paz y otros servicios municipales. Una vez trasladada la capitalidad del Municipio de Loíza al nuevo municipio de Canóvanas, la población urbana de Loíza quedó constituida como aldea Loíza. El alcalde se comprometió a nombrar un delegado especial a cargo de los servicios de alumbrado, limpieza de calles y plaza de la aldea.

Los concejales que consiguieron el traslado de la capitalidad del municipio de Loíza a Canóvanas fueron: don Juan Ramón Calderón Mújica, don Alfonso Soegard, don Javier Zequeira, don Agustín López, don Manuel Agosto y don José Calzada, acta que data del 30 de noviembre de 1909. El 1 de enero de 1910 se mudó oficialmente la capitalidad del Municipio de Loíza a Canóvanas, a virtud de las razones que anteceden.

Inmediatamente después de haberse efectuado el traslado, los vecinos de las medianías y de la aldea iniciaron protestas y ante la insistencia de que el traslado fue ilegal, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico confirmó y convalidó mediante la Resolución Conjunta Número 8, del 9 de marzo de 1911, la Ordenanza Municipal de 1909 que autorizó el alcalde a trasladar la capitalidad del municipio. Las protestas no cesaron a través del tiempo. Sin embargo, ya para los inicios de la década del 1960, los reclamos habían cambiado. Para esa fecha no se reclamaba la devolución de la capitalidad, sino la restauración del Municipio de Loíza. El 14 de febrero de 1966, el liderato político del Municipio de Loíza responde oficialmente a esos reclamos. Ese día la Asamblea Municipal de Loíza aprueba una ordenanza autorizando al alcalde para que, en colaboración con el Movimiento Cívico Pro - Restauración del Municipio de Loíza, solicitara legislación que hiciera posible la creación del Municipio de Canóvanas simultáneamente con la restauración del Municipio de Loíza.

Estos esfuerzos vieron sus frutos, finalmente, en 1969, ya que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico creó el Municipio de Canóvanas y al mismo tiempo restauró el Municipio de Loíza mediante la Ley núm. 149 del 30 de junio. Esta ley también proveía para que se celebrara un referéndum especial para determinar los límites territoriales, tanto para el Municipio de Loíza como para el de Canóvanas. El referéndum se llevó a cabo el 16 de agosto de 1970, con el siguiente resultado: votos a favor 6,679 y votos en contra 432.

Los lindes propuestas fueron aprobados por una mayoría de los electores capacitados del Municipio de Loíza en dicho referéndum. Como resultado, el 24 de junio de 1971 se aprobó la Ley núm. 91 que provee la liquidación del Municipio de Loíza con capitalidad en el barrio Canóvanas y ordena la organización del Municipio de Loíza con capitalidad en el poblado de Loíza Aldea y del Municipio de Canóvanas con ayuntamiento en el barrio Canóvanas. La Ley núm. 148 también proveía para que ambos municipios comenzaran a funcionar individualmente después que tomaron posesión los alcaldes y demás funcionarios electos para ambos municipios en las elecciones generales del año 1972. Esto ocurrió el 8 de enero de 1973.

Se preparó un plano para la urbanización de las veinte cuerdas con delineación de calles y todo lo que en aquel entonces se consideraba necesario para un nuevo y moderno municipio. Así mismo, se autorizó al alcalde, mediante ordenanza municipal a esos efectos a cambiar la capitalidad del municipio a ese nuevo municipio en el barrio Canóvanas y a trasladar al mismo la Alcaldía, el Juzgado de Paz y otros servicios públicos municipales. También se gestionó y llevó a cabo la construcción de un cementerio civil, una carnicería y su matadero.


Etimología: El nombre proviene del Cacique Canobaná que era dueño y señor de los terrenos del actual municipio al comienzo de la colonización en el siglo XVI.

Para más información sobre Canóvanas visite www.enlaceapuertorico.com.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario